Browse By

Puerta grande para Víctor Barrio en el fin de feria, en Cope.es

Tras cortar una oreja de cada novillo lidiado, el novillero segoviano Víctor Barrio abrió la última puerta grande de la Feria de la Virgen de los Llanos de Albacete. La novillada de Pedrés resultó manejable y con ella también tocó pelo López Simón.

.

Publicado en Cope.es | Vicente Casañ | COPE Albacete - 18-09-11

El final de la Feria de la Virgen de los Llanos de Albacete fue como se esperaba: todos creíamos que alguno de los novillos del maestro “Pedrés” embistiera en su plaza. Y aunque hubo de todo –varios novillos midieron el suelo en más de una ocasión- lo cierto es que fue un conjunto interesante, no sólo por el juego boyante en general, con excepciones de mansedumbre, sino por la presentación.

Sí conviene comentar que el trapío de la corrida fue excesivo. Jamás pensamos que podríamos decir eso esta feria, en la que se han lidiado toros de presentación muy desigual, y jamás pensé que lo diríamos porque nunca ningún toro o novillo está demasiado bien presentado. Pero esto es pasarse. La corrida, de novillos, fue altísima y sobre todo al de Albacete, José Ignacio Rodríguez, menos toreado, le quedó grande. Tarde avisada, muchos recados presidenciales.

Víctor Barrio, altísimo como varios de sus oponentes, cortó una oreja a su primero, toreando bien, con gusto. Al toro, como todos, no le sobró la fuerza. Novillada flojota a la que se le dio en el caballo. Barrio le puso el picante que le faltaba al novillo, el mejor de los tres primeros. En una faena muy larga, con detalles continuos y temple, Barrio se acabó acercando en el arrimón. Bien.

En segundo lugar le tocó un novillo con su casta, manejable, al que Víctor quizás no acabó de aprovecharle el pitón izquierdo, lado por el que tenía más embestidas de la que vimos. Mató bien y se aseguró la puerta grande que se ganó el torero de Grajera, Segovia. Si mantiene este nivel, si sigue dando la cara, Barrio puede ser algo en esto. Esperemos… porque ya saben lo que dicen de la suerte, por qué barrios va. Y la crisis…

En segundo lugar actuó López Simón, con un parecido físico razonable a Talavante. Se lo habrán dicho muchas veces; lo habrá leído el novillero mil veces en Internet. Pasemos pues a decir lo de hoy, lo nuevo: tuvo que lidiar el sobrero en su primer turno pues se partió la pata el animal titular en un mal movimiento. Una pena. Se quedó corto el que salió de reserva aunque por la predisposición del torero (toreó incluso de rodillas en una larga tanda por la derecha), Simón saludó desde el tercio. Buena imagen.

El quinto de la tarde fue otro de estos novillos manejables, de casta variable aunque propicia. Cortó una oreja tras una estocada delantera, desprendida y tendida más un descabello. Estuvo muy bien, con un toreo muy personal y relajado, buscando siempre la pureza. Siempre decimos de los novilleros que parece que se dejan algo en el plato por comer… López Simón, no. Bien también el madrileño.

El peor parado de la tarde fue José Ignacio Rodríguez, el de Albacete. Es cierto que su primero fue un rajado de cuidado con el que no tenía sentido hacer muchos esfuerzos. No obstante, Rodríguez sí los hizo, queriendo. Y ya. Fue silenciado. Pone interés, es aguerrido, quiere… pero torea tan poco que es imposible hacer un juicio más extenso de su actuación esta tarde en Albacete.

Más en el original...

Ficha del Festejo:

Albacete, domingo 18 de septiembre de 2011. 11ª de Feria. Media plaza. Novillos de Hermanos Martínez Jareño “Pedrés”, muy bien presentados, altos, desiguales de casta (los peores fueron segundo y tercero), flojos pero manejables en general, de juego interesante. El sexto, noble, con duración y de calidad aunque tardeó. Víctor Barrio, oreja tras aviso y oreja tras aviso. López Simón, saludos tras aviso y oreja tras aviso. José Ignacio Rodríguez, palmas tras aviso y palmas tras dos avisos.