Browse By

La Entrega de Trofeos reivindica la Fiesta en Algemesí

La presente edición de la Entrega de Trofeos se ha caracterizado por la reivindicación de la Fiesta en nuestra localidad. Tanto Leo Talens, Presidente de la Comisión Taurina, en un discurso en el que agradeció su apoyo a todos los que conforman nuestra Fiesta, denunció a aquellos que la sabotean desde nuestra propia localidad, y expresó la intención de la comisión de seguir luchando por nuestra feria, como el Alcalde de la localidad, Vicent Ramón García Mont, quien se mantuvo en su palabra de mantener la feria de novilladas mientras siga siendo Alcalde y las peñas sigan pidiendo "bous", hicieron un alegato en favor de la Fiesta frente a las mentiras y tergiversaciones que tanto desde fuera como desde dentro de Algemesí se vienen haciendo para atacar a nuestra "setmana de bous".

También los conductores del acto, Carlos Bueno y Kiko Reinoso, a quien la Comisión Taurina expresa su agradecimiento y felicita por la excelente conducción del acto que realizaron, reivindicaron la Fiesta durante su turno de palabra. A continuación les dejamos con un extracto del inspirado y certero alegato en favor de la Fiesta en Algemesí que hizo Carlos Bueno.

Sí a las becerradas; sí a los toros

Extracto del discurso de Carlos Bueno en el acto de entrega de trofeos de la Setmana de Bous 2011.

 Yo no sé si el próximo año habrá o no Semana Taurina. Espero con toda mi alma que sí. Pero la precaria realidad económica es incuestionable. Que quede claro que la crisis es económica, nada que ver con cualquier merma de afición. La prueba es que 40 millones de personas dicen sí a los toros cada temporada asistiendo a los diversos festejos taurinos, en la calle y en la plaza, y que cada año se venden en taquillas 10 millones de entradas.

 Pero la economía es la que es, también en Algemesí, e inexorablemente repercute en nuestra ‘Setmana de Bous’. Nos encontramos en un momento en el que buscar soluciones rápidas y eficientes parece una utopía.

 Quizá tuvimos tiempo de experimentar en épocas más bonancibles, cuando cualquier idea aportada se miraba con reticencia, como si viniese del enemigo. Ideas buenas en unos casos y mejorables en otros, pero siempre bienintencionadas; ideas de gente que ama nuestra Fiesta.

 Las ideas malas vienen ahora desde sectores políticos desconocedores de la realidad ganadera del mundo taurino. Hay quien aboga de forma persistente por la supresión de las becerradas. Y el primer paso es eliminar la muerte del animal en la plaza. Puro cinismo. Si no muere en la plaza lo hará más tarde en los corrales, pero morirá. Del mismo modo que si no lo hace en Algemesí lo hará en cualquier otra plaza, o a puerta cerrada en la finca del ganadero, porque la selección de bravo es así, una criba. Se van quedando por el camino los animales con menos trapío, con menos garantías o menos contrastados.

 A la edad de toro sólo llegan los ejemplares más escogidos. ¿Es dura la vida del toro? Mucho menos que la de su hermano el toro de engorde, menos que la vida de la gacela y la cebra, o la del lince y el bisonte, en peligro de extinción. Por el contrario, no están en peligro de extinción los toros, a menos que los antis acaben con la Fiesta.

 Nadie se plantea ser anti-jamón ni anti-cigalas, como si esos no fuesen animalitos de Dios. Nadie se plantea si vaporizar o no insecticida cuando nos molestan las moscas o mosquitos, ni si poner trampas anti-cucarachas o raticidas. Sólo molestan los toros, un sector cuyo impacto directo en la economía española es de 2.500 millones de euros al año.

 Intentar acabar con lo que a uno no le gusta, no comparte o no entiende es un acto de hipocresía. A los políticos locales que persisten una y otra vez en este asunto yo les pediría que se preocupen de la dura vida del que tiene que trabajar de sol al sol para poder alimentar a su familia; de la durísima vida del parado. Esa debe ser la prioridad de quines nos dirigen.

 Apartar de la vista la muerte del becerro es sólo el primero de los pasos para seguir con un ataque frontal contra la Fiesta, para acabar con ella. No cedamos. No valen los argumentos de quienes esgrimen que cuando hay becerradas salimos mal parados en televisión. Dejar de celebrarlas sería darles la razón, sucumbir.

 Intentemos otra cosa: Invitemos a conocer a fondo nuestras fiestas a esos medios de comunicación que nos ponen a caldo y que dan una información sesgada desde la ignorancia. Rendirse no es la solución, sino mostrar, dar a entender, desentrañar, documentar, informar... porque conocer una materia debería ser la base para ejercer una opinión, en televisión y en política.

CARLOS BUENO, 25 de noviembre de 2011

-

-

One thought on “La Entrega de Trofeos reivindica la Fiesta en Algemesí”

  1. vicente says:

    Si se le acaban los toros se la acaba el trabajo. Pero no se si era el momento adecuado para marcarse un discurso.

Comments are closed.