Browse By

Fernando Adrián deja los mejores momentos de la última novillada de abono en Sevilla, en Cope.es

El madrileño Fernando Adrián ha protagonizado los mejores momentos de la última novillada de abono celebrada en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Ha sido una pena que la espada haya emborronado su actuación con el segundo novillo de la tarde. Sus compañeros de cartel, Sergio Flores y Rafael Cerro, tampoco han conseguido puntuar.

 

Publicado en Cope.es | Redacción Toros | lamaestranza.es - 18-09-11

El mexicano Sergio Flores recibió al primero, un burraco de bella hechura, con verónicas de buena factura, pero que tuvieron poco eco en los tendidos. En el caballo el novillo ya acusó su falta de fuerza y cayó derrubado mientras Adrián ejecutaba un quite por saltilleras. Flores inció su faena a media altura en el tercio, marcando muy bien los tiempos para que su oponente durara. A mitad de la faena llegaron los mejores muletazos, sobre todo, por la derecha que fueron abrochados con largos pases de pecho. Por el pitón izquierdo el animal también repetía. Acertó con la espada, pero el burel tardó en caer y sonó el primer aviso.

En el cuarto, el mexicano se fue a portagayola protagonizando unos segundos de gran tensión debido a que el novillo salió andando de los chiqueros. Lo arrolló una vez pasado por el capote por fortuna sin consecuencias. Respuesto del usto, Sergio Flores lo intentó todo con la muleta, tanto por la derecha como por la izquierda, pero su enemigo se revolvía pronto, daba tornillazos y terminó acortando el viaje. Lo mejor fue la estocada.

El madrileño Fernando Adrián recibió al segundo de la tarde con cuatro faroles y dos verónicas rematadas con una revolera que despertaron al público de los tendidos. Tras brindar su faena al público, Fernando comenzó su faena citando al toro desde el centro del ruedo con un pase cambiado por la espalda. Adrián enseguida se dio cuenta de las cualidades del novillo, citándolo de lejos y toreando muy templado. Destacaron los cambios de mano y los pases de pecho que recetó cuando toreaba en redondo. Con la zurda los muletazos se sucedieron largos y templados, con ligazón y gusto. Remató el trasteo toreando de nuevo con la diestra de manera muy ajustada. La pena fue que pichó reiteradamente antes de dejar la estocada.

El quinto fue un novillo brutote al que Adrián paró con verónicas bien mecidas. El madrileño se mostró valiente y firme ante un animal que no le puso las cosas fáciles. Supo arrebatarle un par de series por la derecha en los últimos compases de la faena. Tardó el novillo en caer y tuvo que descabellar.

Rafael Cerro se limitó a parar con el capote al tercero de la tarde, un novillo que derribó al picador en el primer puyazo. Respondió Cerro al quite de Flores con tafalleras que tuvieron más ganas que lucimiento. No se sintió del todo cómodo el novillero con este animal, en parte por el viento y porque el novillo tenía una embestida algo descompuesta. Cerro lo intentó en todo momento, sobre todo por el pitón izquierdo por donde el novillo iba mejor, pero el trasteo no terminó de cuajar.

En el sexto, Rafael Cerro se encontró un animal un tanto violento que cabeceaba tras cada muletazo. Cerro estuvo muy voluntarioso en todo momento, intentó someter al toro por ambos pitones, pero éste se limitó a pasar por los engaños sin decir nada. Terminó toreando en el tercio con un animal ya muy parado. Le recetó tres manoletinas antes de dejar una buena estocada que necesitó de descabello.

Ficha del Festejo: Sevilla, domingo 18 de septiembre de 2011. Media entrada. Novillos de Los Azores, de juego desigual. Sergio Flores, leves palmas tras aviso y silencio. Fernando Adrián, ovación tras aviso y ovación tras aviso. Rafael Cerro, silencio y silencio tras aviso.

Parte médico de Sergio Flores: "Herida inciso contusa en cara interna de rodilla izquierda con una pequeña trayectoria subcutánea de 4 cm hacia abajo. Se procede a sutura y colocación de drenaje, así como profilaxis antitética bajo anestesia local. Aconsejamos revisión de herida y valoración de retirada de drenaje en 48 horas. Pronóstico: leve".