Browse By

Emilio Huertas corta una oreja en la penúltima novillada de abono, en Cope.es

TOROS. Emilio Huertas ha sido el triunfador del festejo celebrado hoy en la plaza de toros de Sevilla. El manchego ha cortado una oreja al tercero de la tarde, un animal colaborador con cierta complicación con el que Emilio se ha mostrado muy firme y resuelto. También ha dejado una grata impresión en su presentación en Sevilla el novillero Damián Castaño que ha conseguido dar una vuelta al ruedo. Gómez del Pilar por el contrario se fue de vacío.

Publicado en Cope.es | Redacción Toros | lamaestranza.es - 11-09-11

Sevilla, domingo 11 de septiembre de 2011. Más de media plaza. Novillos de Villamarta, manejables en líneas generales. Gómez del Pilar, silencio y ovación. Damián Castaño, vuelta al ruedo tras aviso y silencio. Emilio Huertas, oreja y ovación.

El madrileño Gómez del Pilar mostró sus ganas desde primera hora recibiendo a su oponente a portagayola, un novillo que ya desde el caballo acusó su mansedumbre. Del Pilar comenzó su trasteo por bajo e intentó en todo momento que el animal pasara por los vuelos, pero el burel salía suelto de las suertes buscando las tablas.

El cuarto fue un novillo que tuvo más movilidad que el primero de su lote, aunque fue perdiendo fuelle conforme avanzaba la lidia. Gómez del Pilar brindó su faena al público antes de comenzar su trasteo por bajo. Siguieron varias series de derechazos que tuvieron mucho mérito. Por el izquierdo el trasteo bajó de intensidad. Fue ovacionado.

Damián Castaño recibió al primero de su lote por verónicas muy bien ejecutadas. Emilio Huertas realizó un quite por tijerillas. El comienzo de faena de Castaño despertó al público maestrante cuando encadenó dos series de toreo en redondo con muletazos largos y ligados de mucho gusto. Por el izquierdo el trasteo bajó de intensidad. Consciente de ello, Damián volvió a torear con la derecha dejando una buena última serie con la diestra. Mató de una estocada casi entera casi entera con la que toro tardó en caer sonando el primer aviso.

El quinto fue un animal muy brusco que tiraba tornillazos y salía suelto de cada muletazo. Castaño se mostró muy firme y voluntarioso intentando meterlo en los engaños pero se encontró con un oponente que tras los primeros cinco pases se paró en seco y a punto estuvo de prenderlo en varias ocasiones. Pinchó reiteradamente antes de descabellar de manera certera y su labor fue silenciada.

El manchego Emilio Huertas se presentaba, como sus compañeros de cartel, ante la afición sevillana. Se encontró con un primer novillo noble que repetía del encierro de Villamarta con el que destacó sobre todo toreando por la derecha en muletazos de largo trazo y bella factura. Con la zurda también sacó algún que otro natural meritorio. Lo mejor fue la estocada, media muy bien colocada con la que el utrero cayó de manera fulminante. Se le concedió una oreja.

El que cerró plaza fue otro oponente brusco y complicado con el que Huertas estuvo muy voluntarioso, pero con el que no se llegó a acoplar de todo. El animal cabeceaba en cada muletazo y se revolvía pronto impidiendo que el trasteo tomara vuelos. Pinchó en varias ocasiones y fue silenciado.