Browse By

Dimensión de Silveti en su despedida, en Mundotoro

Publicado en Mundotoro | 24-07-2011 | IÑIGO CRESPO Madrid (España). Diego Silveti, que se despedía como novillero, ha dado una vuelta al ruedo en la plaza de toros de Las Ventas tras pasaportar al segundo novillo de Guadalest en una tarde en la que ha demostrado una gran dimensión y capacidad como torero, tan sólo emborronada por la espada. Mario Alcalde en su presentación en Madrid demostró por su parte mucha voluntad y Cristian Escribano, oficio ante astados de poca calidad.

Diego Silveti se enfrentó a un novillo que le faltó fuerza y empuje pero que tuvo nobleza por el pitón derecho. Por ese pitón fue por donde el mejicano cuajó una faena de menos a más de la que brilló el temple y la despaciosidad. Por el izquierdo al novillo le costó emplearse y la faena no pudo tomar vuelo. Fue una labor ajustada sobre todo con un final por bernardinas. Tras pinchazo y estocada se le pidió la oreja y finalmente quedó en una vuelta al ruedo. En quinto lugar se lidió un sobrero de La Constancia manso, feo de hechuras y violento que apretó siempre para las tablas y que tuvo complicaciones. Silveti estuvo muy por encima del astado en una faena de disposición y técnica en la que jugó muy bien con las querencias del novillo. Primó el ajuste y la entrega destacando fundamentalmente un final de faena con pases por la espalda encadenados que llegaron mucho al público. El único lunar, su error con la espada. Tras pinchar tres veces sonó un aviso y su labor fue silenciada.

El tercero fue devuelto, se corrió turno y salió en su lugar un novillo de Guadalest de buenas hechuras, ensabanado de capa, que sin embargo no se empleó nunca. Embistió con la cara alta y perdiendo gas a medida que avanzaba la faena. Frente a él Mario Alcalde, que se presentaba en Madrid, cuajó una faena de más a menos en lo que mejor fue un inicio torero por trincherillas, en una faena larga, plana y sin apreturas, rematada de una estocada. El sexto, sobrero de La Constancia, deslucido, sin niguna clase, desarrolló genio. Mario Alcalde llevó a cabo una faena de más voluntad que contenido en la que llegó al tendido con un serie final por bernardinas y una buena estocada, tras la que salió a saludar al tercio.

Abrió plaza Cristian Escribano frente a un novillo que no tuvo clase ninguna y al que le faltó fuerza. El madrileño estuvo bien con el capote con parsimonia y realizó una faena de buen oficio que no rebosó debido a las incomodidades del ejemplar. Lo mejor una tanda por el pitón derecho. Ante el cuarto, un novillo deslucido y rebrincado, Escribano realizó una faena paciente, larga y asentada en la que volvió a dar muestras de ser un novillero ya cuajado.

Ficha del Festejo:

Plaza de toros de Las Ventas. Novillos de Guadalest, y dos sobreros lidiados en quinto y sexto lugar de La Constancia, flojos blandos y sin clase en conjunto. Cristian Escribano, silencio y ovación; Diego Silveti, vuelta al ruedo y silencio tras aviso; y Mario Alcalde, silencio tras aviso y ovación.