Browse By

Cerro se eleva en Madrid, en Mundotoro

Publicado en Mundotoro | Iñigo Crespo | 30-05-2011

Víctor Barrio y Rafael Cerro fueron los únicos en saludar una ovación en la última novillada del ciclo Isidril. Gustó Silveti por su valor y arrojo, aunque poco pudo hacer, como sus compañeros con la descastada, en líneas generales, novillada de El Ventorrillo, de la que únicamente destacó el sexto de la tarde.

Silveti recibió a un novillo muy bien hecho que resultó muy deslucido y desarrolló genio. El torero estuvo muy firme y queriendo ponerse de verdad muy sereno, pero fue imposible. Faena sincera y valiente que acaba en una estocada tras un pinchazo. Escuchó palmas. El cuarto salió ya falto de casta, violento y en la muleta pecó de falta de ritmo y de ser muy cambiante en su embestida. Silveti mostró que tiene concepto, su valentía pero no pudo mostrar nada más, una faena sin más pretensiones que la estructura y arrojo. Tras dos avisos, fue silenciado.

Victor Barrio recibió a porta gayola a su primer novillo, un animal con carbón que se movió pero protestó mucho en los embroques. Faena intermitente de Victor Barrio pero de buenas maneras, luciendo sobre todo por el pitón derecho y en la media distancia. Mató muy bien al toro de una gran estocada. Saludó una ovación tras petición de oreja. Y salió el quinto, que fue el peor del festejo a la postre. Barrio se estrelló ante un novillo aplomado, agarrado al piso que fue alto de hechuras, bien presentado pero estrecho. Y en la muleta muy deslucido, lo intentó el segoviano pero era prácticamente imposible sacar nada.

Rafael Cerro tuvo un novillo muy noble, pero mermó su buena condición al lastimarse la mano izquierda. Cerro dejó una magnífica imagen en su presentación en Madrid, toreando muy bien con el capote por saltilleras y delantales. Con la muleta ha demostrado que posee temple innato, acompañando y tirando siempre muy bien del animal. Faena asentada de temple y pulso. Tras una buena estocada saludó una ovación. Se encontró en el sexto con el mejor del festejo, un buen novillo de Ventorrillo que tuvo ritmo por ambos pitones, sobre todo por el derecho. Cerro estuvo bien con el capote y la faena de muleta, aunque intermitente, tuvo mejor expresión y estuvo más estructurada por el piton derecho, por donde sacó dos buenas tandas. Aunque hubo remates muy estéticos y de gusto, a la faena le faltó contundencia y rotundidad, además de no rubricarla con la espada, puesto que tras varios pinchazos, la gente se enfrió. El novillo fue aplaudido en el arrastre y Cerro silenciado.

Ficha del Festejo:

Plaza de toros de Las Ventas. Vigésima de la Feria de San Isidro. Novillos de El Ventorrillo, aplaudido en el arrastre el 6º. Diego Silveti, palmas y silencio; Víctor Barrio, ovación y silencio y Rafael Cerro, ovación y silencio.