Browse By

¿Y ahora quién es el triunfador? Crónica de la última de Feria por Carlos Bueno, en Burladero

Publicado en Burladero.com | 02-10-2011 | Carlos Bueno

Un año más Lagunajanda triunfó en Algemesí. Y triunfando la ganadería triunfaron los novilleros, que exhibieron diferente concepto del toreo pero idéntica entrega y disposición. Era la final, el festejo que dilucidaba quién se llevaría el premio al mejor novillero de la feria, y eso siempre es un gran aliciente. Los ingredientes inmejorables: una plaza llena y a favor, y un encierro sobresaliente.

Salvo el que abrió festejo, que pronto se quedó corto, uno tras otro fueron saliendo ejemplares de bonita lámina y excelente condición. Derramaron casta los dos últimos, pero al que se le dio la vuelta al ruedo fue al segundo, ‘Huído' de nombre, bravo de comportamiento. Tuvo prontitud, alegría, entrega y profundidad en sus embestidas. Un lujo.

A este le cortó las dos orejas Javier Jiménez. Su mayor virtud fue lograr que los pases fuesen largos y ligados en una faena de gran transmisión, mientras que más censurable fue su forma de retrasar la pierna en cada lance. Sin embargo la buena estocada acabó por poner a todo el público de acuerdo en la concesión del doble trofeo.

Su labor frente al quinto surgió intermitente y deslavazada. La buena voluntad no fue suficiente para tapar lo despegado y destemplado que toreó en esta ocasión.

Emilio Huertas se mostró activo en quites y esforzado con el que abría festejo, el único ejemplar descastado de la tarde, pero el animal se quedó corto desde el principio imposibilitando el lucimiento. La oreja conseguida debió ser premio a la predisposición y el oficio mostrado.

Merecida sin embargo fue la que cortó al cuarto de la tarde, otro novillo excelente con el que inició una faena más que esperanzadora. Pero el astado complicó un tanto su embestida tras de un error del ciudadrealeño, que después de recetarle tres naturales eternos se quedó muy descolocado dándole a elegir entre la muleta y el cuerpo. El novillo hizo por él y le volteó. Pero Huertas no se arredró y acabó firmando una faena vibrante, entregada y muy seria.

En este festejo tomó parte también la rejoneadora Joana Andrade, que puso muy buena voluntad, citando con los pechos de los caballos por delante, aunque siempre acabó clavando a la grupa. Además una de sus cabalgaduras resultó espectacularmente cogida por la panza contra las tablas, al igual que la propia amazona tras descabalgar de manera precipitada después de clavar el rejón de muerte. Por fortuna nadie acabó herido.

El jurado encargado de dilucidar los triunfadores oficiales de la feria se reunirá la noche del próximo miércoles para emitir sus votos.

Ficha del festejo:

Domingo 2 de octubre, última de feria. Novillos de Lagunajanda, el tercero para rejones, bien presentados y de excelente juego. Al 2º se le dio la vuelta al ruedo. Emilio Huertas: oreja y oreja. Javier Jiménez: dos orejas y silencio tras aviso. La rejoneadora Joana Andrade: oreja. Cuadrillas: Se desmonteraron tras banderillear al primero Diego Valladar y José Otero, que también bregó de forma extraordinaria al cuarto. Incidencias: Huertas y Jiménez salieron a hombros junto al mayoral de Lagunajanda.